Archivo de la categoría: Diario Perfil

Entrevista Emiliano Kargieman, CEO Satellogic Agosto 2014, diario Perfil

EMILIANO KARGIEMAN, CEO DE SATELLOGIC  

Fue hacker y hoy revoluciona la industria con sus satélites

Todavía no llega a los 40, pero ya creó tres empresas tecnológicas de éxito

  • Por Martina Rua | 24/08/2014 | 09:33
 
Creativo. Emiliano Kargieman trabajando en el desarrollo de un nuevo satélite. Su empresa tiene oficinas en Buenos Aires, Bariloche y Córdoba.

Creativo. Emiliano Kargieman trabajando en el desarrollo de un nuevo satélite. Su empresa tiene oficinas en Buenos Aires, Bariloche y Córdoba. | Foto: Juan Obregón

Eran las tres de la mañana cuando se despertó con una idea que, supo, cambiaría la industria espacial mundial. Tomó un papel, empezó un bosquejo apurado de una red de satélites en miniatura y despertó a sus compañeros de habitación en la NASA, donde pasaba unas semanas de estudio, para compartir ese “momento eureka”.

Aunque todavía no cumplió 40 años, Emiliano Kargieman ya exhibe un gran currículum: fue matemático, hacker, empresario e inversor tecnológico. Hoy lidera Satellogic, una compañía única en su campo que fabrica nanosatélites hasta mil veces más económicos que los existentes, con los que espera dar servicios de obtención de datos en tiempo real y análisis de imagen y video alrededor del mundo mediante una “constelación” de satélites para 2016.

Esta semana fue elegido como nuevo emprendedor Endeavor por un directorio internacional, reconocimiento que asegura que es “formalizar” una relación de hecho que lleva muchos años. Junto a un socio y treinta empleados trabaja en las oficinas que la empresa tiene en Bariloche, Córdoba y Buenos Aires, con colaboradores en Israel y EE.UU.

Kargieman conversa con PERFIL en sus oficinas de Palermo. En los pasillos hay pedazos de satélites y chapas. Tres ingenieros jóvenes caminan en medias sobre la alfombra, miran las ondas que muestra una pantalla y conversan. La música en volumen alto completa un ambiente descontracturado.

— Ya tienen tres satélites en órbita. ¿Cómo sigue el plan de ‘hackear el espacio’, como solés presentar tu trabajo?
—Este es un gran momento porque terminamos la fase de prueba con la puesta en órbita del tercer nanosatélite hace un par de semanas, que ya entrega imágenes y video en altísima calidad. Comienza la primera fase de rediseño y proyección de 15 nuevos nanosatélites que empezaremos a desplegar a mediados de 2015.

—¿Qué es lo diferente de esta propuesta sobre lo que se viene haciendo en materia espacial en el mundo?
—Estamos trayendo a la industria espacial prototipos incrementales de la industria informática. Un nuevo paradigma que nos permitirá minar el espacio de satélites con componentes originalmente ideados para otras cosas, como un teléfono, videograbadora o PC. Pensamos en constelaciones y redes de sensores alrededor del mundo. El objetivo final es poder dar imágenes y videos en tiempo real de cualquier parte del mundo. Con 15 satélites llegamos a dar información cada hora y media.

—¿Cuáles son los servicios que planean ofrecer con esa tecnología?
— Desde Satellogic nos concentraremos en dos industrias: petróleo y gas y agro. La idea es hacer monitoreo y análisis de seguridad que hoy no se puede realizar por lo elevado de los costos. Pero la plataforma será abierta para que cualquiera pueda crear aplicaciones para lo que sea, desde encontrar estacionamiento hasta ver cómo están las olas para surfear.

—¿Cómo evalúas el actual momento de la política espacial argentina?
—Creo que las agencias espaciales históricamente tenían un rol de ser las que desarrollaban la tecnología y la ponían en órbita, y eso ahora es más compartido con empresas privadas. En Argentina tenemos una tradición espacial súper rica, y esfuerzos como el nuevo lanzador (Tronador II) y el apoyo a distintos proyectos darían la sensación de que el plan nacional espacial está en su mejor momento histórico.

—¿Cuánto tiene que ver con tu presente tu paso por Singularity University, en la NASA?
—Antes de hacer esa experiencia sabía que quería trabajar en algo que tuviera un impacto en los grandes temas de la humanidad, como la distribución y producción de alimentos o la energía. Esas semanas allí rodeado de tanta gente talentosa, en un ámbito como la NASA tan ligado a lo espacial, fueron el lugar propicio para que una intuición de años tomara forma.

—¿Pensás que el hombre va a llegar pronto a Marte?
—Como seres humanos tenemos el imperativo moral de salir de la Tierra a “backupear” este mundo en otro lado. Existe un riesgo importante de que la humanidad desaparezca si no hacemos algo. Si tuvimos la tecnología para hacerlo, que la tenemos, y no hicimos algo somos unos boludos. Creo que en los próximos veinte años o antes lo haremos. Hay personas muy interesantes como Elon Musk trabajando en eso.

—¿Qué queda en este Emiliano de casi 40 años del hacker de los 18?
—Yo sigo siendo un hacker, porque intento trabajar mirando la tecnología desde otro lado. Vos mirás tu teléfono celular y ves eso y yo pienso que puedo hacer un satélite con él. La tecnología te la venden con ciertas etiquetas que te dicen para qué sirven, y creo que tenemos que cuestionar esas etiquetas para controlar la tecnología. Eso es el espíritu hacker. Satellogic es un grupo maravilloso de hackers.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

Científicos reivindican el rol del coqueteo para un amor duradero – Perfil Febrero

Científicos reivindican el rol del coqueteo para un amor duradero

El cortejo amoroso es importante para hallar una pareja que esté dispuesta a comprometerse. Galería de imágenes.

Encuentro. En la conquista amorosa hay que prestar atención al lenguaje verbal y al no verbal para saber si el otro está interesado.

Encuentro. En la conquista amorosa hay que prestar atención al lenguaje verbal y al no verbal para saber si el otro está interesado.| Foto: Shutterstock

Una mirada que provoca, una sonrisa embobada, un piropo sensual, una caricia… Mucho de esto pasa cuando dos personas se sienten atraídas y se prestan a un juego de seducción. Y, más allá de gustos y cuestiones culturales, la ciencia ha demostrado que coqueteamos, simplemente, porque estamos “programados” para hacerlo. Científicamente, al sentir una atracción, lo que se experimenta es una compleja reacción biológica en la que intervienen neurotransmisores cerebrales, hormonas y genes.

Ezequiel Gleichgerrcht, investigador en neurociencias cognitivas, aclara que el “histeriqueo” no es algo exclusivo de los humanos sino que hay muchísimos rituales de cortejo que ocurren en distintas especies animales. “Biológicamente, coquetear sirve para seleccionar parejas que estén dispuestas a invertir más y/o a comprometerse más”, describe. Según el investigador, evolutivamente, el coqueteo ha sido y es ventajoso: “Las parejas que superen la prueba estarán más dispuestas a comprometerse en la interacción”, asegura Gleichgerrcht.

Helen Fisher, antropóloga de la Universidad Rutgers, en Nueva York, es una de las especialistas que más investigaciones realizaron sobre el tema. Ha estudiado cómo en muchas especies el cortejo entre el macho y la hembra no es más que un sistema natural de acercamiento, de test de complementariedad para el apareamiento. “La secuencia del flirteo –la actitud tímida, el ladeo de cabeza, el pecho hacia adelante y la mirada penetrante– es probablemente parte de un repertorio estándar de gestos que, utilizado en ciertos contextos, evolucionó como un código para atraer a la pareja”, escribe en su libro Anatomía del amor.

Señales. En el coqueteo, el lenguaje verbal y el no verbal juegan roles fundamentales. La mirada durante el cortejo ha sido muy estudiada por los etólogos y antropólogos. “Se la llama ‘mirada copulativa’ y se cree que podría estar inscripta en nuestro psiquismo evolutivo, cumpliendo un papel importante en el hombre primitivo, su supervivencia y la reproducción de nuestra especie”, describe la sexóloga y psicóloga clínica Diana Resnicoff.

Según la especialista, este comportamiento visual no es algo pensado, sino que se produce espontáneamente. Consiste en mirar fijamente a la potencial pareja durante algunos segundos, en los cuales las pupilas se dilatan. A partir de aquí, se produce el reconocimiento, produciendo aceptación o rechazo y reacciones que indican que está permitido avanzar o que no es conveniente hacerlo. Otro elemento clave en el coqueteo es la conversación, especialmente el tono de voz. Investigadores británicos mostraron que las mujeres, en su período fértil, optan por los hombres con tonos de voz graves y profundos, ya que los perciben como indicadores de buena salud y con más posibilidades de éxito reproductivo.

Resnicoff apunta que muchas consultas surgen porque uno de los integrantes de la pareja siente falta de coqueteo por parte de su compañero o compañera. “Es un mito que el cortejo sea sólo una primera etapa en una relación; si no hay cuestiones de seducción, tarde o temprano la pareja se verá resentida, desde un beso prometedor hasta un próximo encuentro o una simple conversación agradable son parte de un coqueteo deseable, saludable y necesario para que la pareja sea exitosa”, dice. Según la sexóloga, no hay excusa para los que se declaran poco románticos: “Más allá de nuestros genes, el coqueteo tiene mucho de cultural y se puede aprender. Hombres y mujeres seducimos de maneras diferentes, no se debe copiar formas sino buscar cómo seducir con el cuerpo, la inteligencia, el sentido del humor o la voz”, dice. A coquetear se ha dicho, la ciencia lo avala.

0209_seduccion_coqueteo_infografia_g.jpg_1853027552

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

Crónica Fiesta del Milagro – Salta 2013

virgen de los milagros perfil 121013-1

Con el cerro como altar, el camino como ofrenda

Martina Rua (desde Salta)

Salieron de sus casas en la al tura norteña hace diez, ocho, seis días. Caminan entre 200 y 600 kilómetros, dependiendo de su pueblo. Los primeros días de septiembre, Salta entera entra en una pausa de 15 días en la que cerros, rutas y calles se transforman en senderos colmados de caminantes y de historias. Todos se dirigen al mismo lugar: a la capital salteña a venerar a la Virgen del Milagro.

Es sábado a las diez de la mañana. María Inés camina en la columna que viene desde San Antonio de los Cobres, un pueblo empotrado a casi 4 mil metros de altura en el cerro y a 170 km de la ciudad de Salta. Estudiante de Enfermería, se unió a estos peregrinos hace dos días. Mientras camina cura heridas, explota ampollas,limpia y vuelve a calzar a los andariegos que se apoyan sobre esos pies desde hace más de una semana. “Ya no sabemos cómo mejorar su caminata, a muchos les pusimos toallitas femeninas encimadas para acolchonar la pisada”, cuenta con la vista en el camino. Faltan sólo 14 kilómetros para la meta. Los protagonistas de este grupo, el más caudaloso con

más de 4 mil peregrinos, son los mineros con sus cascos amarillos. La bola de coca masticada plantada en la mejilla izquierda, el andar cansino pero constante, la mirada huidiza. “Hace más de 25 años que venimos, es una emoción muy grande, casi no puedo seguir y digo que no vuelvo, pero aquí estoy”, cuenta Sergio Rodríguez, un minero que camina desde hace seis días. “Lo más difícil son los primeros días por los cerros porque ni agua podés llevar que se te congela la botellita. Cuando alcanzás la ruta se renuevan las energías.”

El noroeste argentino es la región del país donde la religión está más arraigada entre la población: el 91,7% de los habitantes se dice creyente (ver recuadro Tradición). Yanina es de Castelar, del oeste del GBA, y vino a vivir a Salta con su marido, Matías, en 2008 buscando otro ritmo de vida. Ella es psicóloga y Matías, trabajador social. Aquí tuvieron a los mellizos Pedro y Felipe, de casi tres años, que ahora Yanina calza sobre sus caderas. También son padres de Juan y Luz, que bailan ante la llegada de los peregrinos a la basílica. Toda la familia se levantó a las 6 para interceptar en la ruta a los caminantes que bajaban de San A ntonio de los Cobres para servirles el desayuno y alentarlos en el tramo final.

Otros voluntarios son los Molina, que desde hace trece años abren las puer tas de su humilde casa en Vaqueros, a unos diez kilómetros de la capital, para recibir a más de 400 creyentes que vienen desde los pueblos de Nazareno o Iruya, a más de 500 kilómetros. “Verlos comer y disfrutar es impagable, nos dan mucho cariño”, dice Moisés Molina, que hace un mes empezó la campaña para conseguir donaciones y baños químicos para este momento. El sábado entero transcurre con clima de fiesta. La gente llora, reza y festeja. A las doce de la noche se celebra la Noche del Peregrino con una misa especial para ellos. En la Plaza 9 de Julio huele a coca masticada y a empanadas fritas.

Pañuelos, claveles, empanadas. Es domingo y hoy culmina este rito, que para muchos empezó hace más de 15 días. La agenda se sucede, inevitable y en orden. A las diez de mañana, misa al aire libre sobre la Plaza 9 de Julio con miles de fieles y todo el gobierno provincial sentado en primera fila. “Esta es la hora en que los cristianos debemos entregar a nuestra sociedad una actitud nueva, capaz de ofrecer a las generaciones jóvenes un proyecto de país fraterno y reconciliado”, dijo en su homilía el arzobispo Mario Antonio Cargnello. La capital salteña está atestada, pero calma. Ochocientas mil personas ha movilizado este año La Fiesta del Milagro, según estimaciones de la Secretaría de Turismo provincial. El ritmo es de domingo, pe ro algo hace efervescencia. Los restaurantes linderos a la Basílica son desbordados por quienes pueden pagarse una comida sentados, pero todavía más trabajan los puestos callejeros que entregan delicias autóctonas por unos 12 pesos. También abundan los pañuelos recordatorios, los claveles y las colaciones.

Cerca de las cuatro de la tarde, la ciudad de Salta es una inmensa peatonal. Una visión angelical ofrecen las decenas de niños enteramente vestidos de blanco y con alitas que simbolizan promesas y agradecimientos. La procesión acompaña a las imágenes por 17 cuadras hasta el Monumento 20 de Febrero, donde los fieles sellan año a año el pacto de fidelidad con los santos. Ante el paso de las imágenes, los miles de pañuelos emprenden una danza blanca que dura largos minutos que, si se tiene la suerte de verlo desde lo alto de un edificio, se siente como una ola espumosa que se demora en romper. Son miles las personas que caminan y buscan la mejor arteria para ver pasar a los peregrinos. Cada tanto, entre la lenta marea, pasa alguien corriendo y gritando:“¿Por dónde está pasando el Señor del Milagro? ¿Por qué calle está la patrona?”. Y con la indicación precisa, corre para alcanzarlos. La organización de este fin de semana es total. No es sólo el despliegue de más de 4.700 efectivos policiales y gendarmes, una veintena de ambulancias y hospitales de campaña. Es el “milagro” y su carácter festivo, que no da lugar a los desbordes ni revueltas.

Cae la noche. En Salta se rompe el encantamiento. La provincia comienza a desperezarse de este letargo de adoración que se renovará, en once meses, el próximo septiembre.

El origen de la creencia

M.R.

El origen de esta fiesta de adoración se remonta a la fundación de Salta, en el año 1582. El entonces obispo del Tucumán, fray Francisco de Vitoria, prometió traer de España una imagen de Cristo para la modesta basílica de la ciudad. El barco que la traía naufragó, pero el cajón donde la transportaban ( junto con una imagen de la Virgen del Rosario para Córdoba) fue encontrado en el puerto del Callao, Perú, y devuelto a su destino. Quedó guardada durante un siglo en la sacristía de la iglesia matriz salteña, y tras los fuertes temblores y terremotos de 1692, que destruyeron por completo la ciudad de Esteco y provocaron destrozos en Salta, se encontró una imagen de la Inmaculada en el suelo de la sacristía, a los pies del Cristo olvidado. El pueblo salteño interpretó esto como una señal de que debían entronizar en el altar mayor al Señor y a la Virgen, que desde entonces son llamados “de los Milagros”. La ciudad no volvió a sufrir temblores de aquella magnitud y la devoción de los salteños no hizo otra cosa que crecer.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

Polémica científica por un excéntrico plan para diseñar el ‘transporte supersónico’ – Perfil 18 Ago

Polémica científica por un excéntrico plan para diseñar el ‘transporte supersónico’

 

Aunque el vehículo ultrarrápido soñado por el empresario Elon Musk es factible desde el punto de vista técnico, expertos aseguran que resultará caro y demandará mucha energía. 

Visionario. El empresario sudafricano Elon Musk fundó Tesla Motors y Space X.

Visionario. El empresario sudafricano Elon Musk fundó Tesla Motors y Space X.

Martina Rua

Hace poco menos de un año, el visionario tecnológico Elon Musk, uno de los creadores de PayPal y también fundador y director ejecutivo de Tesla Motors y Space X, dos empresas innovadoras en autos eléctricos y viajes al espacio, le pidió a un grupo de ingenieros de sus compañías que le ayudaran a inventar una nueva forma de transporte. De esta forma, nació el revolucionario sistema Hyperloop, un transporte terrestre casi “supersónico” que llevaría pasajeros desde San Francisco a Los Angeles en media hora, dos veces más rápido que un avión.

Su diseño consiste en propulsar “cápsulas” con capacidad para 28 pasajeros a través de un tubo a velocidades de hasta 1.200 kilómetros por hora. Similar a los viejos sistemas neumáticos utilizados en el correo, Hyperloop combina el uso de un tubo de baja presión junto a un sistema magnético que impulsaría las cápsulas que flotarán en el colchón de aire. En palabras de su creador, es una mezcla entre “un tren bala, un concorde y una mesa de hockey sobre aire”.

De acuerdo a Musk, uno de los hombres más ricos del mundo (ver recuadro), el Hyperloop nunca chocaría, soportaría terremotos y sería inmune al mal tiempo. Abordar el nuevo transporte sería económico, ya que un boleto costaría menos que viajar en avión. Además, en términos de consumo de energía, sería autosuficiente porque dependería principalmente de paneles solares.

Al conocerse el prototipo, las críticas al proyecto llegaron desde el prestigiosos Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). “Aunque no veo que haya nada que viole las leyes fundamentales de la física, dudo que se pueda hacer de tal forma que tenga sentido desde una perspectiva de eficiencia energética y desde un punto de vista económico”, opinó John Hansman, profesor de Aeronáutica y Astronáutica del MIT. Además, según el científico, los cálculos de costos de Musk (dijo que necesitaría US$ 6 mil millones) son demasiado optimistas. “Sería tremendamente caro. Y creo que existe una cantidad considerable de retos técnicos para el vehículo”, sostuvo.

Una de las mayores dudas es cuánta energía hará falta para propulsar el sistema. Joseph Sussman, profesor de Ingeniería Medioambiental del MIT, puso en duda el potencial de EE.UU. en materia de innovación en transporte. “Vamos por detrás de los japoneses, los franceses y todos los demás. Dada nuestra incapacidad para hacer lo necesario para construir los trenes de alta velocidad, que es una tecnología ya demostrada, cuesta ver cómo una solución arriesgada podría funcionar”.

La idea de propulsar cápsulas junto con aire por un tubo neumático lleva en circulación al menos 150 años. Un prototipo se intentó a principios de la década del 90, en el que investigadores del MIT diseñaron un sistema de tren de tubo de vacío que uniría Nueva York y Boston en 45 minutos. En aquel momento, se construyó un circuito de prueba alrededor de los campos de deporte del MIT, pero el proyecto no avanzó.

Por el momento, Musk no tiene entre sus planes fabricar un prototipo dado su compromiso actual. Hyperloop fue presentado como “un concepto de transporte de código abierto” que está a disposición de quien quiera trabajar en su desarrollo. El avance de la tecnología está del lado del entusiasta Musk, falta ver si superados los escollos será Hyperloop el transporte del futuro.

El genio tecnológico del siglo XXI

 Cuando tenía 12 años, ya había programado un videojuego espacial al que bautizó Blastar, que luego vendió por US$ 500. El sudafricano Elon Musk estudió Economía y Física y se hizo conocido –y millonario– como fundador de PayPal, SpaceX y Tesla Motors, tres de las empresas más innovadoras del mundo en pagos online, viajes al espacio privados y automóviles eléctricos. Estos y otros emprendimientos exitosos lo llevaron a ser uno de los hombres más ricos del mundo, con US$ 2.700 millones, según la revista Forbes.De muy chico, en la escuela, se preguntaba qué áreas afectarían el futuro de la humanidad y pensó que eran internet, la energía sustentable y la exploración espacial. Logró abarcar a las tres antes de cumplir 40 años. Su multifacética personalidad hasta inspiró al productor de la película Iron Man para crear el personaje Tony Stark, el millonario genio de la robótica e impulsor de tecnologías aparentemente imposibles para bien del planeta, interpretado por el actor Robert Downey Junior.

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

La primera hamburguesa artificial todavía no aprobó la prueba del sabor – perfil Ago 2013

La primera hamburguesa artificial todavía no aprobó la prueba del sabor

Fue producida en el laboratorio con células madre de vacas. Aunque podría estar lista para 2020, los expertos aseguran que no representa competencia real para la actividad ganadera.

  • Por Martina Rua
In Vitro. Mark Post cultivó por tres meses las células madre de origen vacuno hasta lograr pequeñas tiras de músculos y producir suficiente carne picada.

In Vitro. Mark Post cultivó por tres meses las células madre de origen vacuno hasta lograr pequeñas tiras de músculos y producir suficiente carne picada.

Insípida, magra y no tan jugosa. Así fue calificada por chefs la primera hamburguesa hecha con células madre de vaca, que fue presentada esta semana en Londres. Mark Post es el científico de la Universidad de Maastricht, en los Países Bajos, que “cultivó” por tres meses estás células de músculo de vaca. “Nuestra ambición es mejorar el proceso de crecimiento celular y también mejorar el sabor mediante la adición de células de grasa”, explicó en su lanzamiento.

Fue Sergey Brin, el cofundador de Google, quien invirtió más de US$ 330 mil en el proyecto de laboratorio y quien ahora lo promociona en un video donde expresa su malestar por cómo son tratados los animales y su preocupación por la alimentación del futuro. “Algunos dicen que esto es ciencia ficción pero si no lo pareciera no sería tan innovador como para transformar una realidad”, desafió.

Entre las razones que Brin y un grupo de ambientalistas esgrimen para apoyar este desarrollo se encuentran: el crecimiento de la población mundial, que se estima que para el año 2050 sea de 9 mil millones de personas, y el consumo creciente de carne bovina, aviar y porcina que aumenta año a año en todo el mundo. En el 2012 el consumo creció 3,9 millones de toneladas, lo que representa 1,6% más que en el 2011, según el Departamento de Agricultura de Los Estados Unidos. Otro de las razones que apuntan los científicos es el cuidado del medio ambiente, ya que el 40% del gas metano (uno de los responsables del efecto invernadero) emitido a la atmósfera es ocasionado por el ganado.

Proceso. “Se toman unas pocas células de una vaca, células específicas de músculo y tenemos que hacer muy poco, porque ellas se dividen y se organizan y multiplican”, explicó Post. Tras generar más de un millón de células madre, estas se fusionaron hasta formar pequeñas tiras de músculos. Se necesitaron unas 20 mil tiras para obtener la hamburguesa.

Para Mariana Koppman, bioquímica y autora del libro Nuevo Manual de Gastronomía Molecular, muchos procesos que dan sabor a la carne faltan en esta hamburguesa artificial. “Mucho del gusto de la carne al que estamos acostumbrados está relacionado con el proceso que sufren los músculos del animal cuando muere. Se producen cambios celulares, una maduración. La sangre deja de circular y ya no hoy oxígeno, las células luchan por vivir, entonces comienzan a generar glucógeno. Como no está el oxígeno, el consumo es ineficiente y genera grandes cantidades de ácido láctico, que le da mucho sabor a la carne”, explicó la bioquímica. Según Koppman, cuando el músculo se relaja las estructuras dentro de las células liberan enzimas que rompen proteínas y aminoácido que dan sabor.

Sobre su posible comercialización, Mark Post reconoció que faltan entre diez y veinte años para que la hamburguesa artificial pueda llegar a las góndolas de los supermercados. Las primeras estimaciones admiten que esta carne in vitro rondará los US$ 5.400 por tonelada producida, lo que triplica el precio de la carne actual. El desarrollo ciertamente sienta un precedente y abre muchos interrogantes sobre si en el futuro será factible contar con comida in vitro de manera masiva, si las personas adaptarán sus dietas y si será, por fin, una parte de la solución a la falta de alimentos.

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

Crecen las opciones para combatir la dependencia a las nuevas tecnologías – PERFIL

Desde campamentos y hoteles antiwi-fi hasta terapias para “desenchufarse” de la red y controlar la ansiedad. Por Martina Rua | 21/07/2013

off line. “Desconectarse para reconectarse” es el lema del campamento para adultos Camp Grounded, en EE.UU. Allí se busca que los pacientes dejen de lado celulares y tabletas y realicen más actividades al aire libre.

off line. “Desconectarse para reconectarse” es el lema del campamento para adultos Camp Grounded, en EE.UU. Allí se busca que los pacientes dejen de lado celulares y tabletas y realicen más actividades al aire libre.

Cuando no se puede pasar más de algunos minutos sin consultar ansiosamente el celular a la espera de un nuevo mensaje, mail, SMS o tuit, el “estrés digital” amenaza. La dependencia a las nuevas tecnologías existe y, para combatirla, crece en la Argentina y el mundo la oferta de terapias, programas y destinos turísticos que ofrecen una desintoxicación digital.

Estados Unidos es pionero en este nuevo concepto de programas para “desenchufarse de la red”. Por ejemplo, en el estado de California está el campamento para adultos Camp Grounded que ofrece un programa de tres días donde se prohíbe el uso de teléfonos, computadoras, tabletas y relojes. Se usan apodos para resguardar los nombres de las participantes que tienen entre 18 y 70 años. Allí, un equipo de profesionales de la salud llamado Digital Detox, especialistas en tratar la adicción a las nuevas tecnologías, coordina juegos, charlas grupales, shows y actividades físicas. Su lema: “Desconectarse para reconectarse”.

Restart es otro programa de retiro de internet para “volver a encontrarse con uno mismo”. Ofrece estadías para recuperarse de la adicción al uso excesivo de internet y videojuegos. En su página web (www.netaddictionrecovery.com) difunde casos y consejos para alertar a internautas sobre el mal uso de esta herramienta. El hotel Renaissance de Pittsburgh tiene un paquete especial antitecnología, mediante el cual los clientes deben entregar sus artefactos electrónicos al llegar. La iniciativa busca que las familias vuelvan a entablar el diálogo y dispongan de más tiempo libre.

Unplugged. Argentina es, junto a Rusia, líder mundial en el uso de redes sociales. Con más de 20 millones de argentinos en Facebook y una cultura muy proclive a los juegos online y el uso del chat, la conexión invade muchos espacios que hasta hace poco estaban reservados al descanso y las reuniones entre amigos y familia. “Hace tantos años que llevo el smartphone en mi bolsillo que si no lo tengo me siento realmente angustiado, pienso que me estoy perdiendo algo importante. Aunque también sé que cuando lo miro constantemente pierdo tiempo valioso con los que quiero y con el descanso”, confesó Alejandro, de 33 años.
En nuestro país asoman algunas propuestas turísticas que combinan salud y relax y procuran la desconexión para lograr un balance en la vida. En el hotel boutique El Manantial del Silencio, en Purmamarca, Jujuy, las habitaciones no tienen televisión y cuentan con un servicio de terapias alternativas, como reiki y shinku, donde se invita a los huéspedes a dejar la tecnología de lado y conectarse con la naturaleza. La Posada del Qenti, en la provincia de Córdoba, ofrece programas médicos antiestrés. Allí, se trata de restringir el uso de aparatos electrónicos. Aunque hay áreas comunes en donde se permite su uso, se le sugiere al paciente que se “desconecte” para poder aprovechar y disfrutar de las actividades propuestas.
“En los últimos años, las consultas por estrés y ansiedad se han multiplicado. Los pacientes no hablan de intoxicación digital, pero sí que se sienten sobrepasados o saturados por la tecnología. En algunos casos ellos mismos denotan una adicción a la misma”, explicó Christian Leiva, director del Centro Médico de La Posada del Qenti.
Leiva reconoció que dejar de usar las tecnologías cotidianas causa en muchos casos ansiedad y que la posibilidad de tener una “computadora de bolsillo” no ayuda. “Esa libertad tiene un lado esclavizante hacia la misma tecnología. La dependencia digital es una conducta aprendida y, por lo tanto, se pueden buscar los medios necesarios para controlar su uso. La tecnología debe ser un medio para alcanzar nuestros objetivos y no un fin en sí mismo”, advirtió. El profesional aconsejó aprovechar las actividades al aire libre y, sobre todo, realizar actividad física para controlar los niveles de estrés y ansiedad. “Se puede aprender a convivir en armonía con la tecnología”.

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil

El argentino que lanzó el nanosatélite quiere”democratizar el espacio” – Perfil Abr 2013

El argentino que lanzó el nanosatélite quiere “democratizar el espacio” – Se llama “Capitán Beto” y ayer fue puesto en órbita mediante un cohete chino.Explorará el Universo.

http://www.perfil.com/ciencia/El-argentino-que-lanzo-el-nanosatelite-quiere-democratizar-el-espacio-20130427-0033.html

  • Por Martina Rua | 27/04/2013 | 08:30
Hazaña. El equipo de investigadores que desarrolló CubeBug-1 festeja su puesta en órbita. El nanosatélite fue lanzado desde el Centro Espacial de Jiuquan, en China. Pesa dos kilos y lleva una computadora a bordo.

Hazaña. El equipo de investigadores que desarrolló CubeBug-1 festeja su puesta en órbita. El nanosatélite fue lanzado desde el Centro Espacial de Jiuquan, en China. Pesa dos kilos y lleva una computadora a bordo. | Foto: Cedoc

Contenido relacionado

Ayer, cerca de la una de la mañana, todo era nervios y ansiedad en la sede central de la empresa de tecnología aeroespacial INVAP, en Bariloche. Un grupo de científicos argentinos contemplaba absorto un monitor donde el cohete chino LongMarch-2 despegaba y se hundía en el espacio. Allí montado viajaba el CubeBug-1, el primer nanosatélite argentino de plataforma abierta, con un valor hasta mil veces menor que un satélite tradicional y que fue lanzado con fines exploratorios. Al alcanzar una altura de 650 km, el nanosatélite desplegó sus antenas y comenzó a orbitar alrededor de la Tierra. Fue la culminación de tres años de arduo trabajo.

Sobre el exitoso lanzamiento, que marca un hito en la historia de las tecnologías de las comunicaciones aplicadas al espacio, PERFIL habló con su creador. “Pusimos algo en el espacio, está vivo y se está comunicando”, dijo un eufórico Emiliano Kargieman, CEO deSatellogic, desde Bariloche. Pero, tras el lanzamiento, la alegría fue contenida hasta las 9 de la mañana de ayer cuando, desde Japón, el equipo recibió la comunicación del primer audio del CubeBug-1. “Pudimos comprobar que su telemetría (el correcto despliegue de las antenas, el estado de la batería, las cámaras) era satisfactoria. Cada vez que el satélite pasa por una estación terrena y podemos oír su señal, es un nuevo festejo”, sostuvo Kargieman. Durante todo el día, el equipo analizó atento la señal que llegaba desde Holanda, Japón, China, Alemania y hasta se pudo escuchar en su paso cerca de las 11.20 de la mañana por Bariloche, donde Kargieman trabaja junto a otras diez personas.

El satélite, apodado El Capitán Beto (homenaje a la canción del grupo Invisible de Luis Alberto Spinetta), pesa dos kilos y tanto su software como el hardware son de plataforma abierta y estarán disponibles para aficionados e institutos de investigación. Es el primero de muchos nanosatélites que tendrán fines educativos, científicos y servirán para demostrar el funcionamiento de esta tecnología en órbita (ver recuadro).

Espacio abierto. El sueño de Kargieman es que todas las personas puedan acceder al estudio del Universo. “La posibilidad de fabricar satélites mil o diez mil veces más baratos que los satélites tradicionales marca un hito en la historia de la industria satelital. Este es el primer paso para democratizar el espacio. Hasta hoy, los costos de cualquier emprendimiento eran tan altos que redundaban en poca innovación para la industria. El CubeBug puede ser diseñado y fabricado por estudiantes universitarios en un cuatrimestre”, aseguró.

El CubeBug-1 está construido con componentes electrónicos de consumo (similares a los de una tableta o teléfono celular) y una estructura de aluminio. “Nosotros los modificamos para construir componentes espaciales, como una computadora de a bordo, una rueda de inercia y una cámara de baja resolución que tomará imágenes de la Tierra y las estrellas”, explicó el científico. Algo así como un Google Maps, pero con video, que abre la posibilidad de pensar aplicaciones para analizar las plantaciones en el campo hasta detectores de lugares para estacionar el auto.

El Capitán Beto fue financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y producido por la empresa Satellogic en colaboración con Invap.

Junto con el CubeBug-1 fue puesto en órbita ayer el satélite ecuatoriano NEE-01 Pegaso, el primero en la historia de ese país, lo que los convierte en los dos primeros nanosatélites de Latinoamérica. El viaje del CubeBug-1 se puede seguir en Twitter @cubebug1 con el hashtag #capitanbeto o a través del blog 1.cubebug.org.

Deja un comentario

Archivado bajo Diario Perfil