Archivo de la etiqueta: ces 2014

Están entre nosotros: Cinco tendencias tech para 2014 – LNR Enero

Están entre nosotros

Ropa inteligente, televisores gigantes, automóviles que se cagan con el sol…Cinco novedades tecnológicas para no dejar de asombrarse

Por Martina Rua  | Para LA NACION

LAS VEGAS.- Empotrada como una maqueta luminosa en el desierto norteamericano, la capital mundial del entretenimiento exhibe cada enero las novedades con las que la industria de la tecnología busca seducir a los usuarios. Este año, más de 150.000 personas llegaron a Las Vegas al Consumer Electronic Show 2014 (CES), la feria tecnológica más grande del mundo orientada al consumidor, para visitar 3200 stands ubicados en un espacio en el que caben 35 estadios de fútbol.

Aunque hubo poco que se pueda señalar como disruptivo, los anuncios no decepcionaron. Hubo lanzamientos de categorías totalmente nuevas, como videocámaras que graban en Ultra Alta Definición para uso amateur, o minicomputadoras del tamaño de una tarjeta de memoria de pocos milímetros, que se insertan en los objetos para transmitir información de éstos; también otras ya conocidas, como la tecnología que se viste o la impresión 3D que demostraron un nuevo estado de maduración, lejano a los primeros prototipos y mucho más cerca de los gustos y necesidades reales de los consumidores.

Un concepto que atravesó la feria tech y se hizo mantra en cada presentación fue que todo, absolutamente todo, se puede conectar a Internet y así ser más útil e inteligente para el usuario. Internet de las Cosas o Internet en Todo es el concepto con el que los gigantes tecnológicos y los emprendedores californianos de garaje coparon los pasillos de CES 2014. La Revista identificó cinco grandes tendencias que evidencian hacia dónde va la tecnología mundial:

1 Fuerte apuesta a la tecnología vestible

 

 
Un enterito de algodón que a través de sensores controla al bebe. Foto: Fotos gentileza CES

No es una categoría nueva, pero este año quedó claro que la tecnología que se viste llegó para camuflarse entre accesorios y ropa que ayudan al usuario a monitorear su salud y sus actividades cotidianas a través de sensores que se comunican con aplicaciones con los smartphones. Intel dio la nota con Edison, una diminuta computadora del tamaño de una tarjeta de memoria SD que podrá convertir cualquier simple objeto en inteligente. El ejemplo para presentarlo en CES fue adosarlo a la ropa de un bebe. En alianza con la firma Rest Devices, Intel presentó Mimo Baby, un enterito de algodón que a través de sensores permite controlar la respiración y temperatura del bebe, si duerme o está despierto o cambia de posición en su cuna (ya está a la venta en los Estados Unidos por 199 dólares). 

Las vedettes dentro de las wearable techs fueron las pulseras que monitorean la salud y actividades del usuario. Sony les dio una vuelta a estos medidores de actividad y presentó Core, un diminuto sensor de unos 2,5 x 1 cm que se puede llevar en el bolsillo o como pulsera (SmartBand) flexible e intercambiable para los distintos momentos del día. La idea es tener un registro 24×7, que a la persona le sirva para conocer sus hábitos y controlar su salud. Lo que marcó la diferencia de este dispositivo fue la aplicación LifeLog, un completo panel en el que se ve toda la información recabada por el Core. Además, el dispositivo vibra para alertar cuando se recibe una llamada en el móvil y llegará al mercado norteamericano el próximo semestre. Otras dos buenas propuestas fueron las pulseras de LG, LifeBand Touch, aunque un tanto rígida y la Vívofit de Garmin.

El smartwatch que se llevó todos los elogios fue Pebble, que en su versión de CES 2014 agregó grandes cambios en diseño y robustez, con una correa de acero que hizo que todos quisieran tener esa computadora en la muñeca, aunque fuera por un rato durante la feria, porque para conseguirlo hay que gastar cerca de 250 dólares. Sobre la tecnología vestible, una encuesta de Forrester Research a más de 4500 consumidores estadounidenses reveló que mientras que al 15 por ciento le gustaría integrar la tecnología en sus prendas de vestir, el 4 por ciento utilizaría lentes de contacto inteligentes y el 3 por ciento lo llevaría sensores en la piel ¿Hablaremos el año que viene de tecnología de monitoreo subcutánea?

2 Cuando los dispositivos cuidan

Para entretener, aportar seguridad, facilitar las tareas diarias… Casi todo en la casa tiene la posibilidad de hacerse inteligente. En CES lo que parecían espejos se transformaron en televisores, lo que parecía un mueble de apoyo era un megaproyector que puede entregar una imagen como en el cine ubicado a sólo 10 centímetros de la pared. Hubo muchos lanzamientos para cada espacio del hogar, pero sobresalieron las propuestas para monitorear la salud, que tienen el potencial de revolucionar el cuidado de personas mayores, niños y pacientes con alguna discapacidad.

Por ejemplo, Withings Aura es un pequeño sensor bajo la almohada que registra ritmo cardíaco, respiración y movimientos. El objetivo es captar la profundidad del sueño, así como facilitarlo. El aparato se completa con una lámpara de mesa que mide contaminación, luz y temperatura del cuarto, mientras que una aplicación para el smartphone va acumulando los datos diarios, ya a la venta en Europa a unos 250 euros. Alarm.com presentó Wellnes, una plataforma para el monitoreo para personas mayores que estudia cambios en las rutinas y contacta a la familia si sospecha que hay algo fuera de lo común.

Una curiosidad divertida, pero de dudosa utilidad, fue lanzada por la empresa Kolibree: un cepillo de dientes que le comunica a una aplicación si nos cepillamos los dientes el tiempo suficiente. “Hijo, acá estoy viendo que te faltaron las muelas en el cepillado de ayer.” Sí, suena a demasiada conexión.

3 El audio y la imagen, experiencia con curvas

 
Impactante, una TV curva de 105 pulgadas. Foto: Fotos gentileza CES

 

Durante las últimas décadas el sonido fue perdiendo calidad y relevancia ante la miniaturización de los dispositivos como el CD o el MP3. La nueva propuesta de las empresas apunta a los amantes del sonido y a los nostálgicos de la calidad analógica. Para recuperar la fidelidad sonora y lograr una experiencia cercana a la que se siente en un recital en vivo, ya se habla del audio de alta resolución.

Una propuesta fuerte hizo la japonesa Sony con el concepto de Hi-Res, audio de alta definición, que presenta un formato que duplica a la calidad de un CD estándar para una serie de dispositivos para el entretenimiento hogareño. Los auriculares también vistieron la feria, y las marcas preparan modelos que soporten un nuevo audio HD, con cancelación del sonido externo.

Los televisores 4K o de Ultra Alta Definición, que habían sido la gran novedad de la feria el año pasado, este año volvieron, pero con modelos más grandes, por encima de las 100 pulgadas y con la gran novedad: se pueden doblar, o algunos modelos son directamente curvos. LG, Panasonic y Samsung (con su efecto Bendable) se llevaron las miradas en estos modelos. Ver contenidos en 4K hace que uno realmente se olvide que lo que tiene enfrente es una imagen y no una obra de teatro en vivo. Y Sharp y Samsung hasta se animaron a presumir con modelos con calidad de 8K, donde es imposible encontrar un pixel en una imagen completamente nítida. Sony anunció que a través de su línea Bravia se podrán ver contenidos de Netflix en 4K; fanáticos de House of Cards Breaking Bad , agradecidos. El gran desafío aquí estará en el ancho de banda de los hogares para soportar la UHD.

4 Autos como computadoras

 
El auto eléctrico de Ford, que se carga con energía solar gracias a los paneles en el techo. Foto: Fotos gentileza CES

 

“Hola, auto, busco estacionamiento con espacio a menos de dos cuadras, un lugar donde cenar cerca y asegurate de que no tenga sueño mientras manejo.” ¿Ciencia ficción? Todo es posible cuando los autos tienen en su interior poderosos procesadores y sistemas operativos como una computadora. Inteligentes, con pantallas touch y conectados a todas las aplicaciones habituales del usuario, los automóviles recopilarán valiosa información sobre el viaje, sugerirán medidas de seguridad y entregarán una experiencia de viaje. Nada menos que Google y Apple están detrás del auto del futuro, con más de 600 patentes anotadas con desarrollos para seguir robotizando los coches.

Intel mostró el BMWi3, que incluirá apps específicas como buscadores de estacionamientos, estaciones de servicio y recomendaciones según el lugar por donde se está pasando. Google anunció un acuerdo con la alemana Audi para incluir Android en sus autos; competirá con el iOS in The Car, de Apple, que compañías como BMW, Mercedes Benz, General Motors y Honda irán incorporando este año. Como concepto sobresalió el coche eléctrico que presentó Ford, que se recarga mediante energía solar con unos paneles en el techo combinados con unas lentes de concentración que se colocan sobre el lugar donde se estaciona el vehículo.

5 Drones juguetones y robots constructores

 
Los drones, vehículos voladores no tripulados, con conexión a smartphones a través de Bluetooth. Foto: Fotos gentileza CES

 

Reptando por los pisos o escalando los techos de CES, los simpáticos drones, vehículos voladores no tripulados, mostraron sus nuevas capacidades. En este segmento, el fabricante que más llamó la atención fue Parrot, que ya se había hecho muy popular por su cuadricóptero AR Drone (que en Argentina es comercializado por iRobot), y que es muy utilizado en la grabación de tomas aéreas por aficionados y profesionales del entretenimiento, gracias a su cámara integrada. En CES 2014, se presentó el Parrot Mini Drone, una versión muy reducida del AR Drone en el que han desaparecido elementos como la cámara, y se conecta con cualquier smartphone mediante Bluetooth. Además de la agilidad y facilidad de manejo, las dos ruedas desmontables que le permiten rodar sobre cualquier superficie marcan la diferencia. El Jumping Sumo es un robot que puede controlarse mediante Wi-Fi con un smartphone o tableta y que es capaz de rodar y girar con sorprendente rapidez y precisión. Además, puede dar saltos de hasta 80 centímetros y aterrizar siempre sobre sus ruedas.

La que dejó los pañales para siempre y se prepara para su era de esplendor es la impresión 3D, en la que la innovación sigue llegando de la mano de pequeños emprendedores. Uno de sus primeros impulsores, Bre Pettis, de Maker Bot, mostró orgulloso la nueva generación de impresoras, muy distintas de los primeros modelos artesanales, con mayor capacidad de impresión, multiplicidad de posibilidades en los diseños y con precios que cada vez más se acercan a lo masivo. Muy divertidos estuvieron en el stand de la 3D Food Printer, donde las piezas se imprimían con chocolate y azúcar, un nuevo uso culinario para estos robots impresores que promete nuevos capítulos.

La mayoría de los anuncios estarán en el mercado norteamericano el próximo semestre; otros pocos ya dan sus primeros pasos. Ahora los usuarios decidirán si dejan que estas innovaciones entren en sus vidas.

2 comentarios

Archivado bajo Diario La Nación / LNR